Luis E. Cleve

Seleneonline se basa en el modelo Katalimata creado por Luis. Mira quién es la persona detrás de este espectacular modelo.

Cuando era niño, imaginaba lo que haría cuando fuera grande. Siempre me veía dibujando o diagramando.

-"Ingeniero", "Arquitecto", "Constructor", me respondían algunos adultos a los cuales interrogaba sobre las diferentes actividades que podían llevar a alguien a realizar gráficos. Las respuestas me dejaban más intrigado que antes de formular la pregunta dado que nada de esto me interesaba realmente.

...Médico, (pensaba) más bien psicólogo, pero ninguno de éstos hacían diagramas...

Paralelamente algo que realmente me fascinaba era conversar con mi tío Jaime (hermano de mi madre), que me daba rasgos de la personalidad de mis amistades, (niños de mi edad) a quienes él jamás había visto cuando yo le proporcionaba la fecha de nacimiento de éstos, siempre consultando un librito de un tamaño equivalente a un casete de Vídeo, impreso en papel Biblia.

Él me familiarizó con términos tales como Taurino, Leonino, Acuariano...

...Muchos años después también consulté los Deutch Ephemeride, que indican la posición de todos los planetas (incluyendo el Sol y Luna) para las 0Hs. sobre el 0 grado de Longitud (GMT), que era lo que a él le permitía, observando la posición de los planetas de determinado día, conocer los rasgos de personalidad.

Sin saber que lo estaba haciendo, en 1967 comencé a buscar, búsqueda que concluyó 7 años después.

En el 67 ingresé a la Iglesia Mormona, y durante aproximadamente 7 años me dediqué intensivamente al estudio de la Biblia y aprendí sin darme cuenta qué lleva a tantas personas a unirse a grupos religiosos, aunque eso pude verlo años más tarde a la luz del conocimiento de la Astrología. Aprendí sobre los conflictos humanos, su necesidad de pertenecer y luego afianzarse y progresar dentro de la comunidad, muchas veces impulsado por la busqueda de una mayor seguridad que la lograda inicialmente dentro del grupo, otras de canalizar adecuadamente su anhelo de servicio, otras por el deseo de sentir que son alguien (los mormones tienen la consigna: Un cargo para cada miembro y cada miembro con su cargo, y esto da pié a que algunos también canalicen su deseo de poder.

En 1973 me contacté con el Grupo ONIFE que lideraba Fabio Zerpa, dedicado a los Fenómenos Espaciales, Platillos Voladores y recopilación de información sobre los posteriormente llamados "Encuentros del Tercer Tipo" que si bien se trató de otro acto fallido en la búsqueda, me permitió contactarme con un astrólogo bohemio de origen alemán apellidado Pfister, a quién solicité la confección de mi primer carta natal (en realidad la primer Carta Natal de mi persona la Confeccionó Eugenio Soriani a pedido de mi familia cuando nací aún recuerdo nítidamente el dibujo de una figura humana en que se indicaban las zonas en que se producirían futuras dolencias-enfermedades crónicas y agudas.

Largas charlas con el señor Pfister en su departamento de la ciudad de Buenos Aires, me fueron familiarizando con la Astrología. Él fué el primero que anunció que me dedicaría a ésta actividad.

En 1975 realicé un curso de Astrología que dictaba Daniel Burger en La Plata. Esto se prolongó por espacio de dos años. A partir de 1977 con Gustavo Bize, durante un lapso similar al anterior, éste último reemplazó al profesor Burger en el mismo curso.

A partir de allí, por mi cuenta, comencé a bucear en aquello que sobre éste tema publicó la Fraternidad Rosacruz, comenzando con Max Heindel, continuando con la colección de los 9 tomos de Elman Bacher, y luego El Dominio del Destino con los Ciclos de la Vida de H. Spencer Lewis y las Glándulas Nuestros Guardianes Invisibles, del Doctor M.W. Rapp que me pusieron en contacto con un tema que desde entonces me ha tenido absorto que es la Astrología relacionada con el Diagnóstico a partir de la confección de la Carta Natal.

De allí en más la búsqueda de información sobre el tema me tuvo largas horas en Santa Fe 1260 (EDITORIAL KIER). Lecturas de centenares de artículos del Boletín ASTROLOGA editado durante años por el Centro Astrológico de Buenos Aires, especialmente los de Alexander Marr y el Dr. W. Davidson.

Quiero aclarar que en realidad no he leído mucho, generalmente cuando tomo un libro, se trata de releer más que de nueva lectura. El verdadero aprendizaje lo realicé a partir del trato con el consultante con cada una de las más de 7000 Cartas Natales confeccionadas en todos estos años.

Desde 1987 la lectura de los escritos de Carl Jung como así también el estudio del I CHING, el análisis de la ilación y relación de los 64 hexagramas- me permitió apreciar y comprobar la maravilla de la sincronicidad con una óptica más Holística, viendo cómo indefectiblemente se conjugan: una crisis emocional, una dolencia en algún sistema de su organismo y un tránsito planetario.

Ya en la Década del 90, la lectura de las obras de Liz Greene y H. Sasportas con SATURNO Y LOS DIOSES DEL CAMBIO como también LAS DOCE CASAS.

Destaco también LA NATURALEZA DE LOS TRÁNSITOS de Morpugo, LOS PLANETAS RETRÓGRADOS de Sullivan, ASTROLOGÍA DE LAS RELACIONES de Idemon y algunas obras que relacionan Kábala con Astrología del Rabino Berg LAS RUEDAS DEL ALMA y EL PODER DEL ALEPH BETH fue muy revelador el estudio de los temas Míticos, principalmente griegos, siempre recalando en la ENCICLOPEDIA DE MITOLOGÍA GRIEGA Y ROMANA de Pierre Grimal.

Luis E. Cleve